Taxista dominicano testifica que no vio al BMW que lo chocó matando a pareja judía en Brooklyn

Taxista dominicano testifica que no vio al BMW que lo chocó matando a pareja judía en BrooklynMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- “Nunca vi al BMW cuando venía a toda velocidad”, testificó en la Corte Suprema Estatal de Brooklyn el taxista dominicano Pedro Núñez de la Cruz, cuyo taxi transportaba a una pareja judía que murió en el choque, provocado por Julio Acevedo de origen dominicano y quien enfrenta cadena perpetua de ser hallado culpable.

El taxista criollo, fue llamado al estrado por la fiscalía en el juicio que se le sigue a Acevedo de 46 años y un ex convicto por el asesinato de un amigo.

“Estoy buscando otro trabajo para dejar eso del taxi, porque esa fue una situación muy terrible y quedé traumado”, explicó Núñez de la Cruz.

En el accidente, originado cuando Acevedo que conducía el BMW a exceso de velocidad, más de dos veces del límite en la ciudad, impactó el taxi de Núñez de la Cruz, en el que viajaba la pareja de Najman y Raizi Glauber, ambos de 20 años.

La mujer estaba embarazada y su esposo llamó a la base de taxis, porque ella estaba sintiendo fuertes dolores de parto, por lo que se dirigían al hospital.

El bebé murió dos horas más tarde en el nosocomio.

“No es fácil, cuando pienso en esas tres víctimas, yo nunca lo olvidaré”, sostuvo el chofer dominicano en la corte.

El taxista dijo que ahora conduce un tractor remolque porque no tiene que llevar pasajeros.

Expresó en el estrado que tampoco tenía ninguna advertencia antes del accidente.

El fiscal adjunto Gayle Dampf, le preguntó si había visto alguna luz.

“No”, respondió el taxista dominicano.

También aseguró que no bebió ni usó ninguna droga, la noche del accidente.

Reveló que conducía cuatro y cinco veces al día por la intersección de la calle Wildon y la avenida Kent, donde su carro fue impactado por Acevedo.

El accidente se produjo el 3 de marzo del 2013 y Núñez de la Cruz, sufrió heridas leves.

Acevedo, se entregó a la policía después de escapar de la escena del accidente (Hit and Run) y luego de que líderes de la secta hasídica Satmar, a la que pertenecía la pareja muerta, ambos de 21 años de edad, le advirtieran que ellos lo buscaban “como aguja en un pajal” y que se entregara “antes de que nosotros te encontremos”.

El acusado, alegó que huyó porque tenía miedo y desconfianza en los investigadores. El choque se produjo en la intersección de las avenidas Kent y Williamburgh.

Los hasídicos perecieron instantáneamente y el bebé dos horas más tarde. El esposo llamó a la base de taxis, debido a fuertes dolores de parto.

Los fiscales dicen que Acevedo, manejaba el BMW a más de 60 millas por hora, el doble del límite legal permitido en ese momento, pasó una línea amarilla y no pudo detener el vehículo, cuando el taxista avanzó en la intersección.

La estrategia del abogado defensor Scott Brettschneider de Acevedo, será la de minimizar su responsabilidad en las muertes de la pareja y el bebé.

El jurista arguye que el taxista dominicano era quien tenía que detenerse en la señal de “Pare”, pero no lo hizo, provocando la tragedia.