Transgénero dominicano murió en cárcel de Nueva York por negligencia de guardias

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- El transgénero dominicano Daniel Cubilette, cuyo nombre de mujer después que cambió de sexo, era el de Layleen Polanco de 27 años de edad, murió la semana pasada en la cárcel de Rikers Island en Queens, por negligencia de los guardias de corrección, quienes ignoraron que se moría durante dos horas, antes de entrar a la celda para auxiliarlo.

La revelación, la hizo uno de los reclusos del pabellón para mujeres Rose M. Singer, a las 3:45 de la tarde del viernes 7 de junio, quien se comunicó con medios locales.
La muerte de Polanco, ha generado la indignación de la comunidad LGTBQ en Nueva York, que anunció el sábado que rechazará la participación de policías en su desfile del orgullo, diciendo que “todos los policías son malos como siempre”.
El Departamento de Corrección (DOC), dijo que el transgénero dominicano estaba relucido en una celda de con finamiento solitario, después de una pelea con una reclusa y que los guardias trataron de salvarla, aplicándole primeros auxilios (CPR), pero murió.
En el último día de su vida, Polanco almorzó alrededor del mediodía, dijo una reclusa en una celda cercana.
Cuando los guardias hicieron las rondas alrededor de la 1:00 de la tarde y llamaron a su celular, no hubo respuesta de Polanco, dijo la presa.
“Debe estar dormida”, dijo un guardia, según la testigo. Aproximadamente media hora después, un psiquiatra fue de celda en celda preguntando a los presos si les gustaría participar en una sesión de terapia artística, pero Polanco siguió en silencio, narró la reclusa.
El psiquiatra supuestamente pidió a los guardias que la vigilaran, pero nunca lo hicieron, afirmó la presidiaria. Después de terminada la sesión, a las 2:50 de la tarde. Un capitán ordenó a los guardias abrir la celda de la celda de Polanco.
“¡Mira sus pies, revisen sus pies!”, gritaron las demás internas, aparentemente tratando de obtener signos de vida.
“¡Usa la Epi! Use el Epi”, gritó otro guardia, refiriéndose a un EpiPen, que administra una dosis de Epinefrina, utilizada para emergencias alérgicas graves. Un médico de la cárcel llegó con un contingente del personal.
Movieron el cuerpo hinchado de Polanco, dijo la testigo. “Ella era una persona delgada, pero parecía que estaba embarazada”, dijo la testigo, que anonimato por temor a represalias en la prisión.
Un portavoz del Departamento de Corrección, se negó a comentar sobre el relato de la testigo, pero señaló una declaración previa que decía que están realizando una investigación exhaustiva, ya que su principal prioridad es la seguridad y el bienestar de los presos y presas bajo su custodia.
La Oficina del Médico Forense de la ciudad aún no ha determinado la causa de la muerte, pero se descartó la violencia como una posibilidad.
Polanco tenía moretones en la cara cuando en su cuerpo el miércoles, según David Shanies, un abogado de la familia del transgénero.
No sabía la causa de las heridas, pero dijo que Polanco sufría de epilepsia.
“Si una persona que tiene un trastorno convulsivo recibe un puñetazo en la cara, ¿puede decir que eso no podría haber contribuido a un ataque que finalmente causó su muerte?”, Dijo Shanies.
“No soy un neurólogo, pero no creo que un portavoz del médico forense deba hacer ese tipo de determinación en esta etapa”, añadió Shanies.
RECHAZO A LA POLICÍA
Activistas de la comunidad LGTBQ, anunciaron su rechazo a los policías gay en el desfile anual que realizan para resaltar su orgullo, debido a la muerte de Polanco y a lo que califican de ataques homofóbicos por parte de oficiales de la uniformada local.
“El Departamento de Policía (NYPD), es tan malo como lo fue siempre, incluso si es mejor para algunos de sus empleados en el interior”, dijo la cofundadora de Reclaim Pride Coalition, Natalie James, que organiza la actividad.
“Así que para mí eso significa que el NYPD no debe ser reconocido en la celebración de nuestro orgullo”, añadió la activista.
Los organizadores citaron la presunta violencia racista contra personas de color y personas LGBTQ a manos de las autoridades como las razones para excluir a los policías.
James señaló el caso de Polanco, como ejemplo.
Brian Downey, presidente del capítulo de la Liga de Acción de Oficiales Gay en la policía, dijo que ellos estarán participando en el desfile, pero a la oposición de los activistas que lo rechazan y no alterarán su ruta.
“Vamos a seguir trabajando para generar confianza con la comunidad LGBTQ. Continuaremos ingresando al sistema de justicia penal, sacudiremos la institución, nos pondremos esos uniformes y haremos que nos traten como lo hemos hecho durante los últimos 37 años “, dijo Downey, que es un oficial del NYPD.